BERZA COCIDA CON REFRITO DE AJOS Y ARBEQUINA

Parece que por fin ha llegado el invierno a nuestros hogares. Está claro que el otoño estaba perezoso y ha pasado de largo. Nos tendremos que ir acostumbrando a tener dos estaciones en vez de cuatro: Verano e Invierno. Cosas del cambio climático y la desidia cada vez mayor del ser humano por cuidar el lugar en el que vive y vivirán las futuras generaciones.

Y sí, en la cocina como no podía ser menos, también nos afecta este aspecto. Los productos de temporada se adelantan o se retrasan y en algunos casos ni siquiera aparecen o si lo hacen no son de la misma calidad a la que nos tenían acostumbrados. Todavía estamos a tiempo de cambiar, dar un paso más allá e intentar dejar un planeta mejor a aquellos que nos importan.

Pues cuando hace frío sin duda no hay nada mejor que un buen plato de cuchara para combatirlo. Hablemos de sopas, guisos…y cómo no, una legumbre.

Vamos a empezar el plato un poco al revés. Os voy a enseñar a preparar primero la guarnición. Una buena berza.

Sencilla de preparar y que va de maravilla con unas alubias, sean pintas, negras, tolosanas… o con unos garbanzos de producción artesanal como estos que cada año me trae mi madre de EL PEDROSO DE LA ARMUÑA y que con tanto cariño producen los hortelanos de la zona.

 

Estas recetas os las mostraré próximamente en el blog. Pero de momento, paso a paso y vamos con la berza. Os animo a coger lápiz y papel, id apuntando todos los pasos y lo más importante, pensad un poquito en lo que os he comentado al principio. Nos irá mucho mejor a todos.

INGREDIENTES:

  • 1 Berza ( en función de los comensales: para 4 personas adultas con una de tamaño mediano tendrás suficiente).
  • Agua.
  • 2 dientes de Ajo laminados.
  • Vinagre.
  • Aceite de oliva virgen extra (yo he utilizado uno de variedad Arbequina, mi favorito).
  • Sal de escamas.

 

CÓMO PREPARAR UNA DELICIOSA BERZA.

Pues nada: ¡Manos a la obra!

Cogemos la berza y le quitamos las primeras capas exteriores que son las que están más sucias. Quitamos el tronco con la ayuda de una puntilla y la cortamos por la mitad a lo largo. Es decir, del lado donde estaba el tronco hacia arriba. Cortamos las dos mitades en juliana, pasamos todo a un escurridor y lavamos bien la berza bajo el chorro de agua fría.

Pasamos la berza bien limpia y escurrida al accesorio de cocción al vapor de nuestra olla exprés. Le añadimos medio vaso de agua y cerramos la olla con la tapa.  Con unos 5 minutos de cocción será suficiente, aunque esto dependerá como siempre del punto en el que nos guste comerla y de la dureza de la propia verdura.

Si no dispones del accesorio para cocer al vapor mi mayor consejo es que te hagas con uno. Es muy barato y le sacarás un partido enorme para cocer cualquier tipo de verdura.

Si por el contrario no tienes olla exprés, pon una cazuela con agua hirviendo y añade la berza. La tendrás lista a partir de unos 15 minutos.

La escurrimos y reservamos.

En una cazuela doramos los ajos y justo cuando empiecen a coger color, incorporamos la berza. La rehogamos unos minutos y mojamos con un chorrito de vinagre. Dejamos que se evapore el vinagre y una vez que está a nuestro gusto, más o menos al-dente, apagamos el fuego y la dejamos reposar.

 

Ya veis, un plato muy sencillo de preparar pero sin embargo delicioso para acompañar una buena legumbre o simplemente de primer plato si la cocemos a la vez con unas patatas.

A la hora de emplatarla: 

Nada más sencillo que colocarla en una bonita fuente y aliñarla con un buen aceite de oliva en crudo y sal de escamas.

Todos tus platos ganarán un montón simplemente con un bonito emplatado.

BERZA CON REFRITO DE AJOS Y ARBEQUINA

 

2 Comentarios

  1. María 09/11/2017 at 9:12 am

    Bienvenidas!!! , la nieve , tus palabras y recetas. Encendemos los fogones y afilamos cantos. Todo preparado para el invierno. El invierno nos prepara las futuras estaciones. El agua fuente de vida!!! Recibámosla como se merece ,con un buen plato. Gracias por estar de nuevo con nosotros

    Reply
    1. Sergio 09/11/2017 at 9:22 am

      Con palabras como estas…como para no volver. Aunque nunca me fui

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *