TORRIJA DE PAN DE BRIOCHE CARAMELIZADA CON HELADO

Bueno, con esta receta pongo punto final al recetario Navideño por este año. Os dejo un postre. La idea, como en el resto de recetas navideñas, ha sido realizar platos sencillos de elaborar y que tengan una buena acogida en vuestras mesas. Y el postre creo que tiene que ser sencillo, rápido y fresco, ya que en estas fechas los menús suelen ser demasiado largos.

Un helado le aporta frescura y fácil digestión. No os volváis locos y comprad el que más os guste (adecuándolo a la receta, eso sí). Yo en este caso de dulce de leche. Y no lo vamos a hacer en casa. La maquinaria necesaria es demasiado cara.

Como producto principal una torrija muy elegante, de pan de Brioche. La templaremos en el horno, con lo cual la podremos tener preparada incluso un día antes, que eso es lo que nos interesa. Un postre fácil y rápido de emplatar. Sin florituras. Las dejaremos para otra ocasión.

INGREDIENTES PARA 8 TORRIJAS:

  • 250 gr de pan de brioche.
  • 1/2 litro de nata líquida.
  • 1 Rama de canela.
  • 3 Cucharadas de azúcar blanco.
  • 2 Huevos.
  • Azúcar morena.
  • Aceite de oliva.

CÓMO PREPARAR UNAS TORRIJAS DE BRIOCHE, CARAMELIZARLAS Y ACOMPAÑARLAS DE UN RICO HELADO.

Lo primero que haremos será poner la nata en un cazo junto con la canela y el azúcar blanco. La tendremos unos 15 minutos a fuego suave para que se vaya aromatizando.

A continuación, le quitamos la corteza al pan con un buen cuchillo de sierra y lo cortamos en cuatro rebanadas. Cortamos estas a su vez al medio y las colocamos en un túper o fuente lo suficientemente amplia para que no estén amontonadas. Si no las repartimos en dos. Bañamos el pan con la nata y con mucho cuidado le damos la vuelta a todas cuando lleven un minuto. De esta manera estarán bañadas por todas las caras. Tapamos el túper y lo introducimos en el frigorífico. Lo dejaremos ahí hasta el día siguiente, para que se empape bien todo el pan.

Tradicionalmente las torrijas siempre se han hecho con pan duro. En esta receta las haremos con pan de Brioche. Es un pan dulce y esponjoso. Se suele preparar al estilo de un pan de molde y aparte de llevar harina, agua y levadura como cualquier pan, se le añade huevos, mantequilla, azúcar etc.. Es una masa similar a la de los bollos suizos, cristinas o incluso a la del roscón de reyes. “Similar”,ojo.

Yo he utilizado un bollo de 250 gr. Si los compráis mayores y no queréis hacer tantas torrijas, se pueden envolver bien en papel film y congelar sin problema.

Al día siguiente batiremos los dos huevos en un bol e introducimos las torrijas con mucho cuidado. Notaréis que están algo más duras y voluminosas. Eso se debe a la nata que han absorbido. Las freímos en aceite bien caliente sin que lleguen a dorarse en exceso y las sacamos a un plato con papel absorbente.

 

A continuación, las colocamos en un plato sin papel, las espolvoreamos con bien de azúcar morena y las caramelizamos. Bien con un soplete de cocina o con una pala de quemar de repostería.

Para adelantar trabajo, podéis dejar las torrijas rebozadas por la mañana y calentarlas en el horno o microondas antes de comerlas. Están muchísimo mejor templadas que frías. Las caramelizáis antes de emplatar y listo.

Ya solo nos queda colocarla en un plato bonito y acompañarla con un buen helado: vainilla, leche merengada o dulce de leche, que es mi favorito, por ejemplo y darle un sencillo detalle de color a modo decorativo como unas grosellas.

Torrija de pan de brioche caramelizada, con helado de dulce de leche.

 

 

2 Comentarios

  1. Maricruz 09/01/2017 at 11:15 am

    Me encanta ese toque caramelizado, tendré que probarlo!!!

    Reply
    1. Sergio 09/01/2017 at 7:31 pm

      Un soplete de repostería y listo

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *