SALSA VELOUTÉ

La salsa velouté es otra salsa base en la cocina a partir de la cual podemos elaborar infinidad de ellas.

Se elabora a partir de un fondo de verduras, harina y un caldo. Bien de verdura, pescado o carne, siempre en función del plato a realizar.  Tiene una textura aterciopelada, de ahí su nombre. En francés velours significa terciopelo.

INGREDIENTES:

  • 1 Puerro.
  • 3 Cebolletas frescas.
  • 2 Dientes de ajo.
  • 3 Cucharadas soperas de harina.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta.
  • 1 Litro de caldo.
  • 1/2 Vaso de vino blanco.

CÓMO ELABORAR UNA SALSA VELOUTÉ.

Colocamos un par de chorros de aceite en el fondo de la cazuela y rehogamos el ajo cortado en láminas. A continuación, le añadimos el puerro y las cebolletas cortados en mirepoix. Lo pochamos todo bien sin que coja color, ya que esto haría que se nos oscureciera la salsa. Cuando esté bien sudado le añadimos la harina, rehogamos un poco y antes de que se dore lo mojamos con el vino blanco. Dejamos que cueza un minuto sin dejar de mover, para que no se nos pegue la harina y mojamos con el caldo. Una vez rompa a hervir bajamos la intensidad del fuego y la dejamos cociendo a temperatura media unos 45 minutos.

Siempre que añadas vino blanco a cualquier salsa, guiso, etc.. debes dejarlo cocer un minuto antes de añadirle agua o caldo. De esta manera evitarás que de acidez y te «repita» al comer tu guiso.

La ponemos a punto de sal y pimienta y comprobamos la espesura. Si no es la adecuada la ligamos y para finalizar la colamos.

Tened en cuenta que es mejor pecar de espeso que de ligero. Ya tendremos tiempo de aligerarla después. Aunque las salsas no son purés (por el espesor).

(Vista 472 veces, 1 visitas hoy)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *