TARTA DE CHOCOLATE TIPO SACHER

Después de una buena comida siempre apetece algo dulce, bueno más bien chocolate. Mucho chocolate. Pues aquí tenemos esta receta. Una tarta de tres texturas de chocolate. La idea de una Sacher, pero no me atrevo a compararla a una de las grandes de la repostería. Tan simple como perfecta la Sacher  se elabora con tres ingredientes principales: un bizcocho de chocolate perfecto, mermelada de albaricoque y ese baño de cobertura, no ya perfecto sino sublime. Por estas razones no me atrevo a llamar a mi tarta Sacher aunque si que vamos a realizar una riquísima tarta de chocolate.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • BIZCOCHO:
  • 87,5  gr de azúcar.
  • 87,5 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 3 1/2 huevos ( separamos las yemas de las claras).
  • 87,5 gr de chocolate de cobertura ( al gusto: negro, con leche…).
  • 25 gr de almendra molida.
  • 50 gr de harina ( fuerte, para bizcochos).

 

  • GANACHE DE CHOCOLATE:
  • 110 gr de nata líquida.
  • 150 gr de chocolate de cobertura.

 

  • BAÑO EXTERIOR:
  • 125 gr de azúcar.
  • 100 gr de agua.
  • 50 gr de cacao.
  • 75 gr de chocolate de cobertura.
  • 75 gr de mantequilla.

 

CÓMO ELABORAR UNA DELICIOSA TARTA DE CHOCOLATE

 

Lo primero que haremos, al igual que en todos los postres, será pesar bien todos los ingredientes y agruparlos por pasos.

Vamos a empezar por el bizcocho. Para ello colocaremos en un bol la mantequilla y el azúcar y lo batiremos con una batidora de varillas. Sin dejar de batir añadimos las yemas de huevo poco a poco. A continuación, el chocolate fundido y templado. Cuando coja cuerpo el conjunto, tamizamos la harina y la juntamos con la almendra molida. Ahora se lo vamos a ir incorporando a la mezcla anterior pero con una espátula  y por último, las claras a punto de nieve. Justo mezclar para que no se bajen.

Engrasamos un molde y colocamos en el fondo un círculo del mismo diámetro de papel de horno. Añadimos al molde la masa anterior y horneamos a 170ºC durante 40 minutos , con el horno previamente precalentado.

Comprobamos que el bizcocho está en su punto introduciendo una aguja larga como de brocheta en el interior de este y si sale limpia estará perfecto. Lo desmoldamos en frío y lo reservamos.

La idea de poner papel de horno en el fondo del molde es para que esa cara quede completamente lisa y así será la que pongamos arriba. El bizcocho lo puedes preparar el día anterior y guardarlo en el frigorífico envuelto en papel film.

Una vez frío el bizcocho lo cortaremos  en dos con la ayuda de un cuchillo. Para que nos queden dos partes iguales, las iremos marcando poco a poco antes de cortar. Luego si queremos lo podemos emborrachar. A mi me gusta hacerlo con un sencillo almíbar: un poco de azúcar, cubrimos con agua y un chorro de coñac. Que hierva unos minutos y mojamos bien el bizcocho con una cuchara o una brocha. Luego le añadimos la mermelada. Es mejor calentarla antes para que quede ligera y así poderla extender mejor. Tapamos el bizcocho y lo reservamos.

Ahora vamos a preparar la ganache de chocolate. La usaremos para cubrir la tarta con una capa fina y tapar los poros del bizcocho.  De esta manera cuando le demos el baño final de chocolate no nos lo absorberá el bizcocho.

Este es el paso más sencillo. Solo tenemos que poner a hervir la nata y seguidamente añadir el chocolate. Dar unas vueltas con la varilla y echarlo a un bol. Lo tapamos con film trasparente y lo metemos al frigorífico para que coja una consistencia cremosa. Con 1 hora más o menos será suficiente.

Una vez que obtenemos esa consistencia cremosa en nuestra ganache, cubrimos con ella el bizcocho con la ayuda de una espátula de pastelería. La iremos extendiendo sobre él con movimientos suaves y retirando el exceso. Por arriba y por los lados. Lo dejamos lo más liso posible y lo guardamos en la nevera para que endurezca.

img_20161016_163353

 

Ya solo nos queda aplicar el baño exterior a nuestra tarta. Para ello ponemos en un cazo el azúcar y el agua y lo hervimos unos 2 minutos, un almíbar. A continuación, le añadimos el cacao, el chocolate y la mantequilla. Lo tenemos unos pocos minutos a fuego suave sin dejar de mover.

Ahora vamos a colocar la tarta encima de alguna rejilla que tengamos. Nos servirá también la del horno. Ponemos debajo otra bandeja con papel de horno y la bañamos con el chocolate bien caliente. Lo echaremos todo en el centro para que vaya escurriendo y cubriendo toda la tarta.

 

El chocolate sobrante se irá recogiendo en el papel de abajo y así lo podremos usar para otra elaboración. Se puede congelar al igual que el de la ganache.

La colocamos en un plato bonito y la guardamos en el frigo para que endurezca el chocolate. Antes de tomarla es aconsejable tenerla unos minutos a temperatura ambiente. Ya solo queda disfrutarla con un buen café y en buena compañía.

Maravillosa tarta Sacher

(Vista 537 veces, 1 visitas hoy)

6 Comments

  1. Blanca 20/10/2016 at 11:06

    Me encanta!!! Es deliciosa tu tarta de chocolate!!??????
    Tengo unas dudas…como se tamiza la harina? Y como se consiguen las claras a punto de nieve? No lo he hecho nunca…

    Reply
    1. Sergio 20/10/2016 at 20:31

      Lo primero: ¡MUCHAS GRACIAS!
      Tamizar, es quitar los grumos, en este caso de la harina por medio de un tamiz o colador. De esta manera te queda más fina.No nos gustan los grumos en nuestros bizcochos jjjj. Solamente tienes que echar la harina que ya has pesado en el colador e ir moviéndolo para que caiga ya tamizada sobre otro.

      Para poner las claras a punto de nieve necesitas separar bien las claras de las yemas. Es muy importante que no caiga nada de yema en las claras. Es mejor de una en una y sacrificar las que no queden bien para hacer una tortilla. Luego necesitas batirlas con una batidora de varillas. Ese accesorio para la batidora que tenéis por algún cajón. A mano ufff. Es como montar nata.

      Reply
  2. Lucia 20/10/2016 at 18:23

    Pero que buena pinta!!
    Yo tengo otra duda (es que soy muy novata en esto) ¿que es chocolate de cobertura? Se compra así en el súper?

    Reply
    1. Sergio 20/10/2016 at 20:37

      Gracias Lucia.
      El chocolate de cobertura tiene una calidad superior al que tenemos en casa, que generalmente es con leche. Tiene una proporción superior de manteca de cacao lo cual hace que se endurezca después del templado. Tiene un brillo diferente etc.
      Es el que se utiliza en repostería. Hay de diferentes proporciones de cacao, más puro, más intenso.. también con leche. Lo mejor es ir a alguna tienda especializada y elegir el sabor que más nos guste. No suele venir en tabletas sino en forma de gotas, como en la foto. En los super si que tienes en formato de tableta pero no es igual, aunque si no encuentras te servirá. Animo.

      Reply
  3. Magdalena 24/01/2017 at 15:44

    Sergio, cuando dices 3 1/2 huevos, q quieres decir, como pongo medio huevo?

    Reply
    1. Sergio 24/01/2017 at 17:36

      Hola Magdalena. Separa las yemas y las claras de 4 huevos y o lo pesas y haces el cálculo de 3y1/2 o a ojito…
      No te va a suponer ningún problema, seguro. Te quedará genial.

      Reply

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *