ALBÓNDIGAS DE TERNERA Y PATÉ CASERO EN SALSA DE SETAS.

Hay veces en las que uno no sabe qué hacer para comer, no nos viene la inspiración. La musa, que está de vacaciones. Y cuando menos te lo esperas…¡ZAS! en toda la cocorota. Uno que es muy fan de Top Chef y sin faltar a su cita semanal frente al televisor se da de bruces con una de esas pruebas que sacan a los concursantes todo lo que tienen dentro y les exprimen para que hagan de la nada y sin tiempo un plato que encima tiene que ser meritorio de una estrella Michelín. Casi nada…

Pues aquí van mis albóndigas de hoy, como siempre en versión para todos los públicos. Sin censuras.

¿Quieres ver cómo las hice?

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS:

PARA LA SALSA:

  • 2 Cebollas.
  • 1 Puerro grande.
  • 1 diente de Ajo.
  • 250 gr. de Setas.
  • 2 cucharadas soperas de Harina.
  • 1/2 vaso de Vino blanco.
  • 1/4 de vaso de Vino dulce Pedro Ximenez (PX).
  • Caldo de ternera o agua y caldo concentrado (entre 2,5 y 3 litros).
  • Aceite de oliva, sal y pimienta.

PARA LA MASA:

  • 1 Kgr.  de carne de Ternera picada.
  • 1 Huevo.
  • Pan del día anterior.
  • Leche.
  • Perejil.
  • 125 gr. de Paté casero.

 

CÓMO ELABORAR UNAS JUGOSAS ALBÓNDIGAS DE TERNERA Y PATÉ CASERO EN SALSA DE SETAS.

Lo primero que haremos será colocar en el vaso de nuestra batidora el pan duro (no más de media barra), el perejil y la leche (hasta la mitad del vaso). Tapamos y lo dejamos en el frigorífico de víspera a la elaboración de las albóndigas.

Esta mezcla la usaremos para enriquecer y ligar la masa de las albóndigas. En caso de no tener pan duro usaremos pan rallado, pero en esta ocasión el mismo día. La diferencia es que con el pan duro en leche nos quedará una masa más esponjosa.

Al día siguiente iremos ya con la salsa:

Para ello pondremos a pochar en una cazuela el ajo entero y la cebolla y el puerro, cortados en mirepoix. Lo tendremos a fuego suave para que se vaya ablandando bien la verdura. A continuación añadimos las setas y rehogamos esta vez a fuego fuerte. De esta manera cogerá un pelín de color la verdura y nos dará color a la salsa. Ojo: sin que llegue a quemarse que entonces quedará amarga. 

Incorporamos la harina, rehogamos bien y mojamos con los vinos. Dejamos cocer un par de minutos para que se evapore el alcohol y cubrimos con el caldo de ternera o en su defecto con agua y caldo concentrado. Tendremos la salsa cociendo una hora y media a fuego suave más o menos. La trituramos y comprobamos el espesor. Si es necesario la ligamos. La colamos, ponemos a punto de sal y pimienta y la reservamos.

 

Para elaborar las albóndigas:

Batimos la mezcla de pan y leche que dejamos la noche anterior en la nevera. Si vemos que está demasiado seco el pan y no se puede triturar le añadimos un poco más de leche.

Ponemos la carne picada en un bol y le añadimos el huevo, la mezcla anterior y el paté casero.  Salpimentamos y mezclamos bien el conjunto hasta obtener una masa homogénea. Si es necesario añade un poco de pan rallado (muy ligera) o leche (demasiado espesa). Obtendrás el punto ideal cuando al volear las albóndigas no se te queden pegadas en las manos.

El paté en la masa le va a dar un punto de cremosidad y sabor a las albóndigas espectacular. Y si además utilizas uno de calidad como el que elaboran en Carnicerías Iriguibel el resultado será de 10.

 

 

Vamos voleando las albóndigas del tamaño deseado. Una vez que tengamos todas las freímos en aceite bien abundante y caliente. Justo que se doren por ambas caras. Las incorporamos a una cazuela y las cubrimos con la salsa bien caliente.

Las tendremos a fuego medio unos 10 minutos.

Lo interesante es que cojan temperatura en el centro pero sin que lleguen a pasarse. Para ello ve comprobando con una de ellas. De esta manera te quedarán superjugosas. Y si tienes tiempo prepáralas el día anterior. Así absorberán mejor todos los sabores de la salsa.

A la hora de emplatar, colocaremos las albóndigas en el plato y las bañamos con una cantidad generosa de salsa. En esta ocasión nos vamos a ahorrar la guarnición ya que no necesitamos nada más que  un buen pan y una gran botella de vino tinto.

Mi elección fue el Pruno 2015. Y de verdad que fue la más acertada. Gran vino de Ribera a un precio excepcional.

Así que ya sabes, este finde no tienes excusa para darte un homenaje. Eso si, el lunes a quemar calorías con tu deporte favorito.

Albóndigas de ternera y paté casero en salsa de setas.

(Vista 320 veces, 1 visitas hoy)

2 Comments

  1. Aina 14/01/2020 at 10:10

    Gracias por la información. Gran aporte de esta web. Saludos!

    Reply
    1. Sergio 14/01/2020 at 10:15

      Muchas gracias!!!

      Reply

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *