CONEJO EN SALSA CAZADORA

 

Ahora que ya tenemos el otoño encima y con él los primeros fríos, os propongo un estofado sencillo de cocinar, barato, muy saludable y lo más importante a la la hora de cocinar: rico y delicioso.

El conejo es una carne blanca y muy poco grasa. Para mi gusto la mejor manera de comerlo es guisado. Asado no está mal pero tiende a quedarse más seco si no controlas bien los tiempos del horno.

Al guisarlo le aportamos humedad y jugosidad siempre que no nos pasemos de tiempo (no es necesario hacerlo en olla exprés porque se cocina rápido)

Así que no tienes excusa. No es necesario maridarlo el día anterior ni estar toda la mañana en la cocina.

Ponte el delantal y ¡manos a la obra!

 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • 1 Conejo limpio y troceado.
  • 1/2 Cebolla.
  • 1/2 Puerro (la parte blanca)
  • 1/2 Pimiento verde.
  • 1/4 Pimiento rojo.
  • 1 diente de Ajo.
  • 6 Champiñones grandes.
  • 1 cucharadita de Pimentón dulce o picante al gusto.
  • 2 cucharaditas de concentrado de Pimiento choricero.
  • 1 vaso de Vino blanco.
  • Tomillo o Romero fresco en rama (o los dos)
  • Laurel.
  • Harina de maíz.
  • Aceite de Oliva Virgen extra, sal, pimienta y agua.

CÓMO GUISAR UN DELICIOSO CONEJO EN SALSA CAZADORA.

Vamos a empezar por dorar el conejo:

Como en todos los guisos de  carne, conviene dorar la carne antes de estofarla por dos motivos importantes: el primero estético, para darle un bonito color a la carne. El segundo, para sellar la carne y que a la hora de cocerlo retenga en su interior todos los jugos y sabores de la carne.

Añadimos en la cazuela, preferiblemente ancha y baja un buen chorro de aceite, doramos un diente de ajo entero y cuando empiece este a coger color subimos el fuego y añadimos el conejo previamente enharinado. Sólo necesitamos que coja color sin que se cocine. Una vez dorado lo retiramos a una fuente.

Lo podemos enharinar con harina normal o con la de maíz que utilizaremos más adelante para ligar la salsa, si es preciso.

Apagamos el fuego y vamos preparando el fondo de verdura:

Para ello picamos la cebolla, el puerro y los pimientos verde y rojo en brunoise y lo vamos pochando suavemente en la misma cazuela en la que hemos dorado el conejo. Cuando esté cocinada quitamos si es necesario el exceso de aceite, si es que hemos dorado el conejo con mucho y añadimos el conejo dorado. Incorporamos todo bien en el guiso, salpimentamos y añadimos el pimentón. Rehogamos rápidamente para que no se queme; incorporamos el concentrado de pimiento choricero; movemos y vertemos el vaso de vino blanco. Dejamos que se cocine un par de minutos para que se evapore el alcohol y no quede esa acidez propia del vino.

Mojamos el guiso con agua hasta cubrirlo y subimos el fuego. Una vez  rompa a hervir, ponemos a fuego medio, añadimos una rama de tomillo, romero o ambos y  un par de hojas de laurel. Dejamos que cueza unos 30 minutos.

Pasados unos 25 minutos de la cocción añadimos los champiñones. Cortados en cuartos y bien salteados en la sartén. De esta manera mantendrán la consistencia adecuada y no se sobre-cocinarán. Este mismo paso podríamos hacer con unas patatas fritas en cuadrados.

Podrías seguir los mismos pasos en una olla exprés y tenerlo unos 12 minutos.

Comprobamos si el conejo está tierno para darle o no más tiempo. Una vez que ya está en su punto de cocción ligamos la salsa, si es preciso, añadiendo harina de maíz diluida en agua a poquitos. Tenemos que dejar que vaya cociendo suavemente para que no queden grumos «gelatinosos».

Al dorar la carne ya enharinada no suele ser necesario tener que ligar la salsa ya que se irá ligando por sí misma durante la cocción. Ahí ya entra el gusto de cada uno (si la prefieres más o menos «gordita»).

Ponemos a punto de sal y pimienta y dejamos que repose ya fuera del fuego tapado.

Como todos los guisos de carne si lo haces el día anterior,  ganará notablemente en sabor.

Lo emplatamos con gusto y a disfrutarlo.

¡QUE APROVECHE!

(Vista 177 veces, 1 visitas hoy)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *